Facebook

Twitter

YouTube

Virginianos de Ñuble hacen pasantía en Francia

El Miércoles, 03 Abril 2019. Publicado en Institucional, Alumnos, Asuntos Estudiantiles

Viaje se concretó gracias a un convenio de colaboración establecido con el Instituto Jean Errecart

Virginianos de Ñuble hacen pasantía en Francia

Estudiantes de la carrera de Técnico Nivel Superior en Industria Alimentaria, sede Chillán del Instituto Profesional Virginio Gómez, de la Universidad de Concepción, viajaron recientemente a la ciudad de St Palais, Francia, con el fin de perfeccionarse en el área en la que realizan sus estudios.

 

Gracias al convenio de colaboración establecido con el Instituto Jean Errecart, de París, ya son varios los estudiantes que han tenido la posibilidad de de viajar al viejo continente a perfeccionar sus áreas de estudio.

De acuerdo a lo explicado por la docente y jefa de la carrera TNS en Industria Alimentaria, Luz Fernández, “este convenio internacional que mantenemos hace un tiempo también nos ha permitido recibir estudiantes franceses, en tres ocasiones, y en igual número de oportunidades nuestros estudiantes han realizado una pasantía en el país vasco. El objetivo de esta vinculación es intercambiar experiencias, con actividades multidisciplinarias, insertas en el rubro de la industria alimentaria aportando en la formación de nuestros estudiantes desde el punto de vista de una realidad cultural, laboral, agrícola e industrial distinta a la latinoamericana. Hace unos días me reuní con ellos y el objetivo fue logrado exitósamente”.

Sobre la experiencia vivida en Francia, Bárbara Suárez comentó que: “desarrollamos diferentes actividades, entre ellas elaboración y transformación de alimentos. Participamos en clases teóricas con alumnos del Instituto, asistimos a diferentes seminarios y conocimos algunas industrias y explotaciones. Era una zona muy agrícola y me llamaba mucho la atención la enorme cantidad de productores situados en el lugar (país vasco), principalmente enfocados en productos lácteos provenientes de la oveja. Fue una experiencia maravillosa, que me permitió conocer otra cultura, otra forma de vida, que me sirvió de experiencia personal y también de formación”, destacó la estudiante.

Respecto de los nuevos sistemas de elaboración, maquinaria y también nuevos productos alimentarios, su compañero José Coquedan agregó que: “lo que me llamó más la atención fue la manera en que cuidan el patrimonio, como ayudan y aportan al crecimiento de micro empresarios, el avance tecnológico, la eficiencia laboral, la economía, su cultura, sus costumbres. Para mí, fue una gran oportunidad para adquirir conocimientos en industria alimentaria diferente a lo vivido en nuestro país, nuevas máquinas, modernos equipos, elaboración y transformación de productos alimenticios totalmente novedosos, fue algo impagable”, concluyó José Coquedan respecto de este intercambio.