Facebook

Twitter

YouTube

Ganadoras de Proyecto Más Vital de Desafío High Tech fueron reconocidas por Instituto

El Jueves, 13 Diciembre 2018. Publicado en Institucional

Patrocinadas por el Instituto, proyecto de las dos enfermeras se pondrá en marcha este verano.

Ganadoras de Proyecto Más Vital de Desafío High Tech fueron reconocidas por Instituto

Bajo el alero del centro de innovación Núcleo del Instituto Profesional Virginio Gómez y de la mano del Desafío High Tech de la Universidad de Concepción, este año el Instituto participó como patrocinador del la línea de financiamiento relacionada con la brecha digital de género, en la cual resultó ganador el proyecto Más Vital, llevado a cabo por Pamela Monsalve y Viviana Castillo, quienes recibieron un computador y una tablet en una ceremonia de reconocimiento por el trabajo realizado.

Para Juan Pablo Sanhueza, jefe del departamento de Ciencias e Innovación y director ejecutivo del Núcleo, el proceso de perfeccionamiento y desarrollo de la idea fue intenso: "nuestro track se relacionó con disminuir brechas de género,  específicamente digital y creamos la línea de tecnologías para la equidad, que era el desarrollo de iniciativas tecnológicas pero que se orientaran a disminuir diferencias de género digital. Durante ese proceso nos tocó mentoriar y trabajar con los proyectos que fueron por esa línea. Finalmente las ganadoras fueron Pamela y Viviana con su proyecto Más vital que es un sistema de apoyo para personas de la tercera edad y hoy, nosotros como institución patrocinante les haremos entrega de un notebook y una tablet como premio".

Así, en una sencilla ceremonia Pamela Monsalve recibió de manos del vicerrector académico Cristian Véjar sus presentes. "Nosotras creamos un proyecto que se llama Más Vital, que es una plataforma digital que entrega servicios para adultos mayores, específicamente estamos tratando de enfocarnos en planes donde vamos a hacer estimulación cognitiva además de acompañamiento activo y continuo y todo hecho por mujeres", contó la enfermera y futura ingeniera industrial.

También se muestra agradecida: "en el Virginio Gómez pudimos desarrollar el proyecto, ver el enfoque, orientar y aterrizarlo más. Nos ayudaron a hacer cosas como flujos de caja, proyecciones y también sobre cómo enfrentarnos con el público o contra el jurado, porque siempre tienen dudas, entonces nos guiaban a cómo las podíamos aclarar mejor", concluyó la emprendedora que también señaló que el proyecto debería empezar su ejecución durante enero del 2019.

Premiación