Sin lugar a dudas, el actual momento que se vive a nivel mundial producto del Covid-19 ha modificado la rutina de todos, siendo de especial atención las medidas de seguridad en recintos hospitalarios. Guillermo Andrés Nova Campos es Ingeniero en Prevención de Riesgos, titulado de nuestro instituto el año 2018, y se desempeña en la Clínica Sanatorio Alemán. “Me encuentro trabajando en la implementación y control de cumplimiento de los protocolos, procedimientos y resoluciones establecidas por el Ministerio de Salud, la SEREMI de Salud del Biobío y también de la Clínica, a fin de resguardar la seguridad y salud de los colaboradores y pacientes”, especificó.

Ingresó a trabajar a la clínica el 2015 y desde el 2016 forma parte del equipo de Seguridad y Salud Ocupacional donde actualmente, debido a una reestructuración del establecimiento, se encuentra liderando el departamento.

Si bien la pandemia ha exigido más atención de todos los protocolos, para Guillermo esta no es una nueva situación. 

“Desde el último trimestre del 2019 tuve que cumplir con una serie de actividades enmarcadas en el proceso de re-acreditación de la Clínica ante la Superintendencia de Salud, destacando el haber desarrollado mi primer simulacro de evacuación reuniendo a más de 600 personas en la zona de seguridad. Fue una tremenda experiencia profesional, ya que en esta instancia se pone en práctica lo aprendido a lo largo de nuestra carrera profesional”, comentó el profesional y agregó que “en esta oportunidad, así como ha ocurrido otras veces, contamos con el apoyo de alumnos y el jefe de carrera de Prevención de Riesgos del Instituto, quienes nos apoyaron como evaluadores externos”.

A pesar de los resguardos, en los recintos hospitalarios es aún más difícil evitar contagios, ya sea por pacientes hospitalizados o por quienes llegan ambulatoriamente por alguna atención. Frente a esta situación, el prevencionista comentó que “como clínica hemos reforzado las medidas implementadas desde el comienzo de la pandemia.  Existe un tremendo equipo clínico y administrativo que ha dado lo mejor y ha puesto todo su esfuerzo y corazón en la atención y cuidado de los pacientes. Diariamente veo la dedicación de cada uno de ellos y sé que saldremos adelante de esta emergencia que nos toca enfrentar como equipo de salud”.   

Trabajando en un lugar de alta exposición el resguardo personal adquiere mayor relevancia, especialmente pensando en la familia. “El cuidado principalmente pasa por seguir las indicaciones de mantener el distanciamiento social, uso de mascarilla y por supuesto el constante lavado de manos con agua y jabón”, explicó.

Finalmente, y consultado por las recomendaciones para evitar contagios, el ingeniero en prevención de riesgos indicó que: “es necesario respetar el distanciamiento social, evitar salir a lugares innecesarios a fin de evitar las aglomeraciones, aguantar en casa los días de restricción y cuarentena a quienes les toque hacerlo.  Es una buena instancia para que disfruten el tiempo junto a sus familias”.